portada

portada

jueves, 2 de julio de 2015

Historia de Gichin Funakoshi, segunda parte.



En el año 1891 la prohibición de las artes marciales en Okinawa fue retirada, por lo que el Karate se convirtió en una actividad cultural enseñada en las escuelas públicas, causado por el auge del militarismo en Japón. El amigo de Azato, Itosu, creó las katas Pinan para su introducción en las escuelas. Funakoshi siguió su ejemplo y comenzó a enseñar sus propias creaciones a los niños de las escuelas elementales: el Taikyoku.


En 1906 Gichin Funakoshi y algunos de sus compañeros formaron un grupo para realizar demostraciones de kárate alrededor de Okinawa; visitó Kioto en 1916, donde realizó una demostración en el Butokuden, que en ese momento era el centro oficial de todas las artes marciales. Por aquellos años era presidente de la Okinawa Shobukai (Asociación Marcial de Okinawa). Viajó a Tokio en mayo de 1922 como invitado para un evento en la Primera Gala Gimnástica Nacional, organizada por la Dai Nihon Butokukai, en la que se le pidió que realizara una exhibición.

Ésta tuvo mucha aceptación y fue la razón por la cual el Sensei decidió expandir el karate en las islas principales de Japón. Se quedó a vivir en el dormitorio prefectural de estudiantes en Suidobata, Tokyo. Vivió en una pequeña habitación cerca de la entrada donde limpiaba las habitaciones y cumplía labores de vigilante y jardinero. Por la noche enseñaba kárate.



Funakoshi tuvo una larga lucha para imponer el término de "Karate-do", en lugar del entonces usado "Tode " (mano china) u Okinawa-te (mano de Okinawa).

Karate no sólo significaba "manos vacías" (sin armas ni violencia), sino también en el sentido de "vacío": vaciar o eliminar del cuerpo y la mente la dualidad de conceptos, las ideas preconcebidas y lograr ese estado de calma donde todo se puede percibir claramente.

El Maestro de Judo Jigoro Kano, pidió a Funakoshi que realizara una exhibición personal y quiso también que le fueran enseñados algunos de sus fundamentos en su escuela Kodokan.

Masatomo Takagi, luego secretario de la Japan Karate Association, al acompañar al Maestro, observaba que cada vez que pasaban frente al kodokan, Funakoshi saludaba profundamente, expresando su respeto hacia Kano, quien le habría brindado una oportunidad de hacer conocer el Karate.

Continuara....

Publicar un comentario